Las comu­ni­da­des cri­stia­nas viven con un úni­co celo radi­cal, que es la imi­ta­ción de Jesu­cri­sto. Es Él quien lla­ma, quien invi­ta a la comu­ni­dad y quien envía. Es Dios, y no el hom­bre, quien hace que una comu­ni­dad huma­na sea una comu­ni­dad cri­stia­na. El desar­rol­lo de la unión con Él conl­le­va que los lazos huma­nos se vuelvan cada vez más pro­fun­dos, autén­ti­cos y respon­sa­bles. Sin duda algu­na, es un cami­no espi­ri­tu­al que no se puede recor­rer a solas. Por eso hay que cami­nar jun­tos para lle­var la Divi­na Mise­ri­cor­dia a los demás con la fuerza del Espíri­tu San­to.

Se puede adqu­irir el libro en la Edi­to­rial “Mise­ri­cor­dia”.

 

All Boots4all Chuck Montréal RIO X20 Converse Taylor Star 54R3AjLq